domingo, 6 de enero de 2008

[JUEGO] The Battle For Wesnoth

Si partimos de la más que probada base de que la palabra gratis provoca un aumento de la atención en el lector, entonces entender el porqué de este análisis. Siendo posiblemente la palabra más buscada en todos los motores de búsqueda que coexisten en nuestra superpoblada red de redes, donde no siempre conseguimos los resultados deseados introduciendo ésta casi mágica unión de vocales y consonantes... pero cuando se obtiene resultado, en ese momento, sabemos que ha valido la pena la búsqueda. El producto de esta profunda búsqueda fue, en esta ocasión, un sencillo título que lleva por homólogo el nombre de The Battle for Wesnoth, un genial juego con licencia libre GNU GPL. Vamos a echarle un vistazo... ¿os parece?.

The Battle for Wesnoth (PC)

Ideado originalmente por David White en verano de 2003, The Battle for Wesnoth surgió como un intento de crear un juego de estrategia por turnos sencillo, del estilo de Master of Monsters o Warsong, de aquella Sega Génesis que muchos aún recordarán y otros pocos conservarán.

The Battle for Wesnoth (PC)
Implementado con reglas muy sencillas pero con una potente inteligencia artificial, la comunidad adepta al software libre no tardó en ver las posibilidades de tan discretamente ambicioso proyecto, y poco a poco, más y más desarrolladores se fueron uniendo para crear el mundo de Wesnoth. Sería finalmente en 2005 cuando la primera versión realmente finalizada del juego vería la luz, para deleite de jugones de todos los rincones del planeta... porque, señoras y señores lectores, The Battle for Wesnoth ha sido traducido, ni más ni menos, que a la nada desdeñable cantidad de 35 idiomas, parcialmente en muchos casos, pero no será por falta de intención. Otra vez más, el software libre demostró que con muchos menos medios se podía llegar a un trabajo superior, en muchos casos, al de algunos de los productos que encontramos en las tiendas, al menos, lingüísticamente hablando.

No contentos con la que ya habían liado, los participantes del proyecto Wesnoth siguieron y siguen hoy en día actualizando, modificando y engrosando la lista de capacidades y virtudes que nos ofrece lo que al ahora líder del proyecto, David White, le parecía en aquel lejano 2003 un intento de emular aquellos juegos que posiblemente tanto le gustaron en su momento.

The Battle for Wesnoth (PC)

Historia universal aparte, vamos a lo que realmente interesa... el juego. Podríamos definir The Battle for Wesnoth como un juego de estrategia por turnos con toques de rol, y haciendo honor a la simplicidad que predican los diseñadores, no extenderemos más esta definición.

Ambientado en el fantástico mundo de, como habréis adivinado, Wesnoth, se nos propone dirigir a uno de los bandos en un amplio número de campañas originalmente diseñadas o incluso un sin fin de batallas individuales. Para lo que ya no se imaginan como era esto cuando lo de jugar contra cualquiera, desde tu propia casa, aún sonaba a ciencia ficción, se nos ofrece la posibilidad de combatir por Wesnoth en un atractivo modo multijugador con partidas de hasta 9 jugadores, e incluso partidas multijugador en el mismo ordenador.

The Battle for Wesnoth (PC)
Desde luego que las alternativas no son pocas, y, ni mucho menos, aburridas. Como tendremos a nuestra elección 6 bandos, y ninguno nos hemos criado en tierras de Wesnoth, se hace necesario que pasemos lista. Antes de nada, diremos que cada bando cuenta con diferentes tipos de tropas, cada una de las cuales utiliza diferentes armas para los distintos tipos de ataque, léase cuerpo a cuerpo, a distancia o mágico. Cada tropa sigue un árbol de mejoras en el que podremos avanzar cuando subamos de nivel con alguna de ellas, y, por supuesto, las tropas supervivientes, como se dice de los que huyen, estarán disponibles para la próxima batalla.

El primero de ellos es el bando de los Rebeldes, pero sin analogía alguna con sus homólogos de las Galaxias, ya que se trata en su mayoría de elfos que reclaman para su señor Konrad el trono que ahora ostenta la malvada reina Asheviere. Las tropas élficas son algo más rápidas de lo normal, especialmente precisas con el arco y muy peligrosas en las zonas boscosas. La Alianza Knalgan se compone de tropas enanas, algo más lentas pero fieras en el combate a cuerpo y expertas en el movimiento por las cavernas y montañas.

The Battle for Wesnoth (PC)
El siguiente bando, los Legitimistas, son los seguidores incondicionales de la reina Asheviere, y por lo tanto, acérrimos enemigos de los Rebeldes. Sus puntos fuertes son su infantería y su poderosa caballería, que los hace ciertamente temibles en las zonas despejadas y a la luz del día. Los Norteños agrupan a orcos, trolls y goblins, su arma principal es la fuerza bruta de la que hacen gala, además de su reducido coste de reclutamiento. Algunos son verdaderamente eficaces atajando por las colinas, y son mucho mejores cuando batallan acogidos bajo el manto de la oscura noche.

The Battle for Wesnoth (PC)
El bando de los No Muertos, se compone, como no podía ser de otra manera, de esqueletos, zombies y almas en pena cuya resistencia física es considerable, pero muy débiles antes los ataques mágicos, y muchas veces basan su estrategia en la superioridad numérica que le otorgan las hordas de zombies. El último, pero no por ello menos importante, de los bandos, son los Drakos, tropas de aspecto draconiano que luchan eficazmente durante el día, y donde muchos de sus miembros son capaces de volar y echar fuego por la boca.

Gráficos
Quien espere unos espectaculares gráficos tridimensionales con multitud de texturas perfectamente utilizadas tiene dos opciones, darle una oportunidad al juego o huir de Wesnoth antes de que los Drakos le alcancen. Por si no estaba claro, los gráficos siguen la misma idea que todo el juego, sencillez. Pero no nos confundamos, sencillez no significa, gráficos penosos, al menos así no sale en mi diccionario, ni que tengamos que poner una parte de interés y tres de imaginación para descifrar lo que ocurre en el juego. Wesnoth usa un modo gráfico plano bidimensional, muy atractivo para la vista, lleno de colorido como no podría ser menos en una tierra tan fantástica.

The Battle for Wesnoth (PC)
El escenario de batalla lo encontraremos dividido en esos hexágonos tan típicos de los wargames tradicionales y de los panales de las abejas. En cada uno de esos hexágonos una unidad, y sólo una, podrá ser ubicada. Así pues el movimiento por turno de cada unidad depende del número de hexágonos que pueda moverse, pero se verá reducido o aumentado por otras causas, sobre todo el terreno y la hora del día, porque en Wesnoth amanece y anochece, que no es poco. Cada zona del mapa, cada hexágono en concreto, representa fielmente el tipo de terreno en el que se encuentra, de una manera inconfundible y muy correcta.

Las tropas sólo podrán enfrentarse contra aquellas que se encuentren en un hexágono adyacente, y atacarán tantas veces como su atributo de número de ataques nos permita. En un combate los atacantes lideran la iniciativa, pero los defensores no se quedan quietos recibiendo de lo lindo, si no que responden con un ataque que sea del mismo tipo que el usado.

The Battle for Wesnoth (PC)
Es decir, si atacamos cuerpo a cuerpo y el defensor tiene ataques cuerpo a cuerpo, nos responderá. Si atacamos con un hechizo y el defensor no sabe hechizos, nos iremos de rositas. Ese es el tema. Por lo tanto se hace imprescindible para el buen general calcular el número de ataques que va a realizar y el daño aproximado que puede producir, además del número de ataques y daño que va a recibir como respuesta.

Poco a poco el jugador irá descubriendo que tropas hacen frente mejor a que enemigos, pero eso, lo proporciona la experiencia. A propósito de las tropas, decir que las representaciones gráficas de cada una, aunque casi inanimadas, son realmente vistosas. No sólo eso, si no que cada avance o mejora de tropa tiene su propia representación, de manera que se nos hará más fácil distinguirlas en la confrontación, tanto a nuestras tropas como a las del enemigo. Como cada tropa tiene un nombre propio, hasta nos podremos encariñar con algunos de nuestros leales servidor.

El interfaz de usuario no podría ser más sencillo, y familiarizarse con el mismo no llevará más tiempo que el que duran dos vistazos. Hablaremos más adelante de sus características de jugabilidad, pero podemos adelantar sin riesgos que, como todo en el juego, no por ser simple es menos bonito. Incluso hay algunas pantallas de introducción que son, en su mayoría, mapas en el que se nos muestra nuestro avance en Wesnoth en los modos de campaña. Sin embargo, los mapas son dignos de cualquier novela de aventuras.

The Battle for Wesnoth (PC)
Mirar el juego desde el punto de vista gráfico y proponer alguna mejora que no afecte en ningún término a la sencillez del juego es tan complicado que no sería de extrañar que la versión gráfica se mantuviera en futuras versiones. Por supuesto que el juego sería muchísimo más atractivo usando motores gráficos de última generación, pero lo que no podríamos asegurar es si el resultado general sería tan positivo como el que actualmente está implementado.

Sonido

The Battle for Wesnoth (PC)
Musicalmente hablando, Wesnoth nos recibirá con una épica marcha de batalla, acertada primera impresión. Y las siguientes no serán menos acertadas. La banda sonora es digna de competir con muchos de los juegos comerciales, melodías correctamente elegidas para cada situación del juego o campaña nos acompañarán durante nuestras confrontaciones.

¿Un fallo en este punto?, aquel del que tantos y tantos títulos pecan, al final se nos hará repetitiva. Tendremos tiempo suficiente hasta que nos aceche esta sensación de "déjà vu" o paramnesia melódica, así que sigamos con un repaso de las cualidades, en el campo del sonido, del título.

Los efectos de combate son variados, y bastante acordes con cada tipo de ataque realizado, sin dejar de ser los tradicionales sonidos de choque de espadas, lanzamiento de flecha o relámpago mágico. Sin embargo, son varios los efectos especiales que adornan este juego: el ya mencionado combate, movimiento, efectos de la interfaz de usuario... todos ellos elegidos con muy buen criterio, que ya es suficiente. No vamos a otorgar ningún premio especial al sonido, pero al menos no se hace tan insufriblemente insoportable como para querer olvidarnos del juego para siempre jamás, por el bien de nuestros pabellones auditivos.

The Battle for Wesnoth (PC)
Si recordáis que hace escasos renglones mencionaba uno de los fallos en el sonido, ahora diré cuál es el segundo. La ausencia total de voces, y que espero ver solventada en futuras versiones. Suponiendo que se pretenda, además, traducirlas a los distintos idiomas, como se hiciera en su momento con los textos, no sería de extrañar que se permitiera a los aficionados a prestar su voz para incluirla en el juego.

Si hay alguien interesado, que vaya preparando sus mejores gritos de guerra élficos o su mejor voz de líder, por si acaso deciden dar a los personajes un poquito más de personalidad por medio de diálogos completamente hablados. No voy a decir que no se echan de menos estas voces, pero seamos sinceros, tampoco nos van a evitar jugar a un título del que ya hemos enumerado tantas virtudes... ¿verdad?.

Jugabilidad

The Battle for Wesnoth (PC)
Siguiendo el principio de simplicidad, la jugabilidad no podía llevarlo al jugador de mejor manera. Cada turno podremos mover todas nuestras tropas según su atributo de movimiento y dependiendo del terreno este se podrá ver reducido. Cada turno tendremos la posibilidad de atacar con alguno de nuestros atacas, generalmente dos, a alguna de las tropas enemigas adyacentes. Y cada turno podremos reclutar nuevas tropas en las fortalezas. ¿Os suena raro?, vamos a explicarlo todo con pelos y señales.

El movimiento es tan simple como seleccionar la unidad que queremos mover y seguidamente el hexágono al que queremos que se mueva. En ese instante nos aparecerá una línea señalando la ruta a seguir, que suele ser la más rápida pero no siempre es la que nosotros queremos, por motivos tácticos. Si se hiciese necesario más de un simple turno para llegar al objetivo, podremos ver en la ruta indicada el número de turnos que tardaremos, e incluso en que punto nos hallaremos al final de cada uno de los mismos mientras dure el viaje. Muy útil.

Si una tropa no mueve absolutamente ni un hexágono en un turno completo, recuperará parte de su vida perdida y, hasta aquí, el movimiento no tiene más secretos, salvo que es importante recordar que tropas son más rápidas en que terrenos a fin de realizar movimientos estratégicos eficientes. Pero no todo en el mapa son bosques, lagos, montañas o praderas... eso que ven mis ojos son, ¿edificios? Pues sí, lo son, y quizás son a su vez el único y más importante recurso estratégico del juego.

The Battle for Wesnoth (PC)

Los edificios tienen dos funciones claras. Cuando una tropa acaba su turno en un edificio recuperará un poquito de la vitalidad perdida en combate, pero además, si una tropa entra en un hexágono de edificio, ocupará ese edificio para nuestra facción. Podremos ver una banderita con el color de nuestro ejército ondeando en el tejado de la casa ocupada y, a partir de entonces, cada turno se nos reportará una cantidad de monedas de oro.

The Battle for Wesnoth (PC)
Se hace imprescindible ocupar gran cantidad de edificios, y no dejar que el enemigo haga lo propio. No es que seamos tacaños, es que ese oro es necesario para reclutar nuevas tropas a nuestro bando y poder hacer frente a las posibles bajas que vayamos sufriendo en el transcurso de la batalla. El reclutamiento es bastante sencillo, se realiza en las fortalezas y sólo tiene una condición, que nuestro líder se encuentre en el torreón principal de la misma. Si esto se cumple, podremos reclutar una tropa por cada hexágono que represente el patio de armas del castillo.

También es posible de esta manera, introducir en la confrontación tropas veteranas de anteriores encuentros, cuya experiencia pueda desnivelar la balanza de la guerra a nuestro favor. Esto es debido a que las tropas ganan experiencia cada vez que combaten, y mucha más ganarán si derrotan al oponente. Una vez acu
The Battle for Wesnoth (PC)The Battle for Wesnoth (PC)mulada cierta cantidad de tan deseada veteranía, la tropa aumentará de rango, y en muchas ocasiones seremos nosotros los responsables de elegir entre dos o tres opciones de mejora para nuestros subordinados. Sabemos movernos, atacar y reclutar tropas, para completar este pequeño aprendizaje os diré que hay tropas con efectos especiales, como los chamanes que pueden curar a los aliados adyacentes, o algunas que se regeneran, como los trolls.

Así que sólo nos falta saber como se gana una batalla. Bien, eso depende... de que batalla sea. No es broma, ya que al
inicio de cada escenario nos habrán asignado unos objetivos. Pueden ir desde derrotar al general del ejército enemigo, llegar con nuestro general a cierto punto o recuperar un objeto, sobrevivir cierto número de turnos o hasta incluso derrotar a más de un general de más de un ejército enemigo.

Sí, en ocasiones nos veremos en clara inferioridad numérica y rodeados por dos o más malvados comandantes que sin piedad lanzan sus tropas contra las nuestras. También en ocasiones aparecerán aliados para socorrernos y prestarnos sus tropas de manera que hacer frente al enemigo se convierta en tarea más sencilla. En el modo multijugador es posible jugar con las alianzas que se estipulen al comienzo de la partida y con cualquier bando, así que variedad de escenarios hay, a decir verdad, pero lo más importante, también hay variedad de campañas.

Serán 6 las campañas a lo largo de las cuales tendremos que probar nuestra valía como generales en Wesnoth. Y esas son solamente las oficiales que se incluyen con el juego, porque hay posibilidad de obtener más campañas gratuitamente o incluso, si alguien se ve con la habilidad suficiente, crearlas. Cada una de ellas nos proporciona una historia completamente original, aunque la duración de cada una varía. En la campaña considerada principal, Heredero al Trono, tomaremos el rol del joven Konrad, que al mando de los rebeldes luchará por reclamar su legitimidad arrebatada por la reina Asheviere y sus secuaces. Todo ellos a lo largo de 24 escenarios diferentes, ni más ni menos.

The Battle for Wesnoth (PC)
En la campaña La Invasión del Este, seremos el oficial Gweddry del ejército del reino de Wesnoth, que tratará por todos los medios, salvar a sus paisanos de la invasión de los No Muertos, durante 17 apasionantes episodios. El Ascenso de Wesnoth nos mostrará como el Príncipe Haldric se convertirá en el fundador y primer rey de Wesnoth, y el Una Historia de Dos Hermanos seremos testigos del rapto del nuestro hermano a manos de un malvado mago. La última de las campañas oficiales es La Guardia del Sur, donde el joven caballero Deovan será asignado como comandante de un grupo conocido como por ese nombre, la Guardia del Sur.

Como podéis ver, hay opciones para todos. De hecho, donde pone para todos, es realmente para todos, porque hay que destacar que The Battle for Wesnoth está disponible para AmigaOS 4, BeOS, FreeBSD, Linux, Mac OS X, NetBSD, OpenBSD, Solaris, RISC OS y, por supuesto Microsoft Windows. Esto significa que no importa que vuestro amigo use otro sistema operativo, ya que podréis jugar tan tranquilamente, independientemente de la plataforma de cada uno. Es una gran noticia para todos que podamos disfrutar de este juego sea cuál sea el sistema operativo que usemos.

The Battle for Wesnoth (PC)
Conclusión

The Battle for Wesnoth (PC)
David White y sus más de 300 colaboradores, en mayor o menor grado, quisieron un día crear un juego sencillo pero altamente jugable. Si nos hubieran prometido que lo conseguirían, a día de hoy nadie podría quitarles ni un ápice de verdad a aquella promesa, y aunque no nos hicieron tal, hoy, casi un millón de jugadores, pueden agradecerles sinceramente que nos hayan llevado durante un instante a ese fantástico mundo que es Wesnoth.

Ojalá sean muchos años los que podamos disfrutar de este título y sus mejoras, porque pocas veces se consigue lo que parece más sencillo, pero es verdaderamente lo más complicado: fijarse un objetivo y cumplirlo tan fielmente que sea posible mirar un juego, a simple vista tan poco sofisticado, y decir con la cabeza bien alta, no le falta, casi nada. Nos vemos en Wesnoth.

Lo mejor
• Gratis/Libre y con un desarrollo altamente activo.
• Busca sencillez y la consigue.
• Variedad en gráficos y campañas.

Lo peor
• Ausencia total de voces.
• Las traducciones son parciales.


Por: José Álvaro Sañudo Díaz

No hay comentarios.:

Suscribete via email

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner